Una fiesta en Medellín terminó en tragedia con la muerte de un sacerdote

Una fiesta en Medellín terminó en tragedia tras la muerte de un sacerdote de 39 años, quien murió en extrañas circunstancias dentro de un establecimiento comercial ‘Punto de encuentro la 70’, en la zona rosa del sector Laureles de Medellín.

Según información del coronel José Miranda, subcomandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, el hombre se encontraba en compañía de un sujeto que desapareció en medio de la fiesta y que, ahora, es buscado por las autoridades para esclarecer las causas del deceso. Además, se conoció que la víctima quedó sin sus documentos de identidad.

Sin embargo, se pudo establecer la identificación del sacerdote, quien estaba a cargo de la ‘Iglesia Santo Evangelio’ del barrio Castilla y llevaba cerca de 15 años en el seminario San José de Medellín, lo que hizo que tuviera un reconocimiento de feligreses e integrantes de la comunidad religiosa, que siguen conmocionados por su fallecimiento.

El hombre, que era oriundo de Planeta Rica, Córdoba, según testigos, era un sujeto muy carismático y querido en el barrio.

Lo que más ha llamado ala atención de los ciudadanos es que el hombre murió, pero la fiesta continuó, pues de acuerdo con versiones de medios antioqueños, el sacerdote se desplomó sobre una de las mesas del local, lo que hizo suponer que estaba durmiendo o en estado de alicoramiento.

No obstante, al final de la noche, al culminar la rumba, los administradores del sitio se percataron de que estaba sin vida.

Aunque las autoridades ya iniciaron la debida investigación para conocer la causa del deceso, se tienen hipótesis relacionadas “con escopolamina o la ingesta de algún medicamento para mejorar la circulación”.

FUENTE RCN RADIO