Según un arquitecto chileno, Bogotá y Medellín rompen todos los esquemas

Alejandro Aravena, el arquitecto chileno galardonado con el Premio Pritzker en 2016, resaltó las transformaciones urbanas en Medellín y Bogotá, Colombia, como ejemplos elocuentes de cómo la planificación y la coordinación pueden elevar de manera significativa la calidad de vida en las ciudades.

Aravena, reconocido por su enfoque en la arquitectura con responsabilidad social y diseño de entornos humanos, subraya que el desarrollo urbano no depende únicamente de la economía, sino de la capacidad para generar oportunidades a través de una infraestructura sólida y servicios públicos eficientes.

En una entrevista con la agencia EFE, Aravena destacó las experiencias de exalcaldes de ciudades colombianas como Enrique Peñalosa, Sergio Fajardo y Aníbal Gaviria. Enfatizó la importancia de la coordinación multisectorial por encima de la disponibilidad de recursos financieros para lograr la integración social en áreas urbanas marginadas.

El arquitecto elogió las acciones de líderes como Peñalosa, Fajardo y Gaviria, subrayando que en Latinoamérica le interesa profundamente lo logrado por Colombia, especialmente en Medellín y Bogotá.

Este reconocimiento destaca que, incluso en situaciones adversas, es factible impulsar un cambio positivo en el entorno urbano. Aravena afirmó: “El recurso más escaso en una ciudad no es el dinero, es la coordinación. Y ha habido una visión de esos políticos de coordinar acciones que son multisectoriales”, haciendo referencia a Colombia.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Categorías

Ultimas Noticias

Internacionales

Noticias Relacionadas