Se cumplen 30 días de paro minero; no hay mesa de negociación y piden intervención de Procuraduría

En una carta enviada a la procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco, el comité Pro Paro Minero del Bajo Cauca , Valdivia, Nordeste, antioqueño, Sur de Córdoba y Sur de Bolívar, le pide que sea garante e interceda para que se reanude de nuevo los diálogos que siguen suspendidos con el Gobierno nacional.

Aseguran en la misiva que, en representación de más de 45.000 pequeños y medianos mineros , donde después de 15 días de haberse la mesa de negociación, la Procuradora Cabello pueda ser garante de ese proceso y se pueda darle continuidad prontamente al diálogo con el presidente de la República, Gustavo Petro Urrego y sus ministros de Interior, Minas, Ambiente y Defensa, con el fin de avanzar en la formalización de la actividad minera en sus territorios y puedan trabajar y levantar la protesta pacífica.

Esta carta se da luego de que se haya enviado profesionales de la Procuraduría a escuchar las reclamaciones de los mineros, especialmente, asentados en el Bajo Cauca y, con ello, dimensionar que los pequeños y medianos son gente trabajadora y no sean discriminados como vándalos ni criminales.

“En la última década nuestro gremio ha sido estigmatizado y tratado como “criminales” por realizar una actividad heredada por nuestros ancestros y de la que hoy dependen directa e indirectamente miles de familias en el país, sin embargo, en la misma medida que nos siguen tratando como delincuentes, estamos aportando con los pagos de impuestos y de una u otra manera nuestro trabajo aunque de manera informal genera también regalías y desarrollo en nuestros territorios”, dice la carta.

Luego de 15 días, hasta el momento no se tiene una fecha para reanudar las conversaciones, por lo que las autoridades mantienen las caravanas humanitarias para abastecer a las 16 poblaciones que siguen en una afectación por la falta de la llegada de camiones y el servicio público de pasajeros.

Durante la Semana Santa se mantendrá un refuerzo en ese corredor por parte de miembros de la Policía y el Ejército Nacional.