Marchas del 8 de marzo en Colombia: mujeres salen a las calles en defensa de la equidad y los derechos femeninos

Marchas del 8 de marzo en Colombia: mujeres salen a las calles en defensa de la equidad y los derechos femeninos

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, y en Colombia, al igual que en otros países del mundo, se realizaron manifestaciones para conmemorar esta fecha y seguir exigiendo igualdad de derechos y justicia para las mujeres.

En todo el país, las convocatorias fueron realizadas en redes sociales y hubo diferentes puntos de encuentro. En Bogotá, la capital, se llevaron a cabo al menos tres concentraciones, cada una con sus propias reivindicaciones y demandas. El grupo “Somos un rostro colectivo”, que reúne a distintas organizaciones de mujeres diversas y disidencias del género, convocó a las puertas del búnker de la Fiscalía General de la Nación. Allí, se realizó una marcha que recorrió cerca de 4 kilómetros acompañados por las voces feministas que se sumaron a la principal movilización de este 8 de marzo en defensa de la equidad y los derechos de las mujeres.

En el sur de la ciudad, se llevó a cabo un plantón de la resistencia feminista trabajadora, que terminó con una olla popular donde se cocinaron tradicionales arepas y chocolate caliente. En este lugar, las mujeres enfatizaron la lucha contra múltiples opresiones, incluyendo de clase, raza y género. Por eso, el anuncio de que la comida estaba lista enfatizó que la olla era colectiva y autogestiva, y una de las líderes pidió que se devolvieran los platos para no reproducir prácticas neoliberales de privatización.

En ambas movilizaciones, se hicieron presentes carteles y pancartas que reivindicaban los derechos de las mujeres y denunciaban la violencia machista y la discriminación de género. Los participantes de estas manifestaciones hicieron hincapié en la importancia de la lucha feminista para alcanzar la igualdad de género y para combatir la violencia contra las mujeres.

En medio de la movilización en el sur de Bogotá, se destacó la presencia de hombres que acudieron para apoyar a las mujeres en su lucha. Uno de ellos, Daniel Londoño, docente de artes plásticas, afirmó que fue invitado por su novia y que su papel era acompañar y no ser protagonista. Explicó que ha ido aprendiendo sobre la lucha feminista y que le impactó especialmente el femicidio de Valentina Trespalacios en enero, donde el tratamiento mediático sobre cómo se vestía o trataba al novio le horrorizó.

En general, las movilizaciones del 8 de marzo en Colombia se desarrollaron en un ambiente pacífico, a pesar de algunos intentos de dispersión por parte de la fuerza pública en la marcha de “Somos un rostro colectivo”. En todo el país, las mujeres salieron a las calles para hacerse escuchar y seguir exigiendo igualdad de derechos y justicia para todas.

Fuentes: El Pais