Desabastecimiento de Medicamentos Genera Caos en Savia Salud, Medellín

Una turba de pacientes indignados protagonizó este lunes una jornada de desórdenes en el servicio farmacéutico de la intervenida EPS Savia Salud. El descontento comenzó desde las primeras horas de la mañana, cuando cientos de afiliados que se desplazaron a un nuevo punto de dispensación habilitado en la Avenida Las Vegas se toparon con la noticia de que habría escasez de medicamentos.

Varios usuarios molestos le relataron a un equipo periodístico de EL COLOMBIANO que hizo presencia en el sitio haber llegado desde las 4:00 de la madrugada buscando adelantarse a las largas filas que se generan en el lugar, en su gran mayoría compuestas por adultos mayores.

Aunque el local también tiene una sala de espera en su interior, el mismo rápidamente vio copada su capacidad, dando paso a intensas aglomeraciones.

De acuerdo con varios afectados, ante la respuesta negativa que muchos recibieron para la entrega de medicamentos los ánimos comenzaron a caldearse y se desató un forcejeo entre decenas de pacientes y empleados de la entidad.

En medio de los desórdenes, varios agentes de la Policía tuvieron que llegar hasta el punto para controlar el ingreso.

Esta no es la primera vez que se generan este tipo de desórdenes en el servicio farmacéutico de Savia Salud.

A mediados de febrero de este año, la Personería de Medellín y la Secretaría de Salud de Antioquia emitieron una alerta tras detectar recurrentes fallas en la entrega de medicamentos para los afiliados de esa EPS, con patologías como cáncer, VIH, diabetes, hipertensión, cuadros psiquiátricos, entre otros.

“La no entrega de medicamentos afecta al 43% de los afiliados a la EPS y representa un riesgo para 727.000 usuarios de Savia Salud EPS en los municipios del Valle de Aburrá, especialmente a los pacientes denominados de “alto costo” que tienen hemofilia, VIH y enfermedades psiquiátricas”, se advirtió entonces desde la Seccional de Salud de Antioquia.

En una nota entonces publicada por este diario se reseñaron testimonios como el de José Orlando Cañola, un paciente diagnosticado con EPOC y oxigenodependiente que denunció haber recibido apenas una tercera parte de su tratamiento y ver retrocesos en su cuadro por culpa del caos en la entrega de medicamentos.

“Qué me gano yo con hacerme los exámenes si cuando uno viene por los medicamentos que le mandan los médicos dicen que no los hay”, reprochó.

Si bien estos problemas han coincidido con una escasez de fármacos a nivel nacional, en el caso de Savia también se agravaron desde el pasado 1 de febrero, fecha en la que esa entidad cambió al operador encargado de entregar los medicamentos.

Dicho relevo se produjo en medio del reciente proceso de intervención que el Gobierno Nacional, a través de la Superintendencia de Salud (Supersalud), ordenó para la EPS, que hasta 2023 venía siendo administrada conjuntamente por la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y Comfama.

En aquel momento cabe recordar que mientras desde la Gobernación de Antioquia se argumentaba que la EPS había mejorado varios de sus indicadores de gestión y se estaba a la espera del visto bueno de la Supersalud para emprender un plan de capitalización, la Nación consideró que la entidad no iba por buen camino y nombró a un agente interventor.

Casi medio año después de esa decisión, el entonces gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, sostuvo que el cambio de directivas se había traducido en un deterioro en varios indicadores de gestión, como el número de respuestas a peticiones y reclamos.

Con base en ese panorama, la administración Gaviria decidió darle un portazo a la nuevas directivas y anunció que desde Antioquia no se veían garantías para seguir adelante con el proceso de capitalización.

“Fue evidente que el objetivo de la capitalización era que se levantaran las medidas de vigilancia especial sobre Savia Salud EPS, impuestas por la Superintendencia Nacional de Salud, en la cual la Gobernación de Antioquia, como accionista, tenía participación en los órganos de administración. Pero ante la intervención forzosa ordenada por la Superintendencia de Salud (…) los supuestos de hecho y de derecho que dieron origen a esa autorización han desaparecido y, en consecuencia, no podríamos hacer uso de la misma”, expresó entonces Gaviria en una carta dirigida al superintendente Uhalí Dan Beltrán López.

A pesar de esa crisis, luego del cambio de gobierno las nuevas administraciones de Medellín y de Antioquia buscaron aquietar las aguas y señalaron estar dispuestos a reactivar las conversaciones para inyectarle recursos a la EPS y alejarla del fantasma de la liquidación.

Para conocer su versión sobre los desórdenes de este lunes, EL COLOMBIANO envió un requerimiento a Savia Salud. Hasta el momento de la publicación de este artículo, la entidad no se había pronunciado.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Categorías

Ultimas Noticias

Internacionales

Noticias Relacionadas

deposit 25 bonus 25

deposit 25 bonus 25

https://pengadegan-majenang.cilacapkab.go.id/store/