Con la desidia como bandera política, Gilberto Tobón Sanín sigue recogiendo firmas para su candidatura

Gilberto Tobón Sanín, quien aspira a la Alcaldía de Medellín, continúa recorriendo las calles de la capital antioqueña en busca de firmas que avalen su candidatura y le ayuden a “mostrar mi autonomía, yo sé que es difícil porque no tengo recursos”.

Tobón, quien es docente universitario y excandidato al Senado por el partido político Fuerza Ciudadana, se define como todo lo contrario al alcalde Quintero, a quien le lanzó unos duros dardos.

“Soy totalmente contrario a Daniel Quintero, él es liso y mañoso. Ha sido un alcalde pésimo y ha confundido lo público con lo privado”, dijo.

El docente ha sido crítico de los gobiernos y se ha refirido a la situación de seguridad de Medellín al alegar que “hay un problema básico que es la movilidad, es peor que Bogotá y eso es decirlo todo”, dijo.

Tobón, quien además asegura que “yo no soy de centro, el centro es una derecha vergonzosa”, por medio de su movimiento significativo de ciudadanos “Decididos”, recientemente visitó el barrio 12 de octubre.

“Esto es una muestra de la desidia, del abandono, de la inmoralidad de una Alcaldía que no recoge ni siquiera las basuras de un barrio popular”, expresó el candidato por firmas Tobón.

Aseguró que sin importar si quienes lo quieren apoyar son de derecha o izquierda, él está en pro de transformar la ciudad, indicando que “Medellín está hecho un muladar, Medellín está en manos de la delincuencia callejera. Quiero ser acalde de Medellín, quiero limpiarla de tanta vagabundería”.