Banda criminal en Medellín estaría cobrando $300.000 por mediar en los problemas de convivencia

Una banda delincuencial en el nororiente de Medellín estaría cobrando 300.000 pesos por mediar en los problemas de convivencia en la comunidad. Dos de sus integrantes fueron capturados cuando recibían el pago de esta modalidad de extorsión.

Esta usurpación de la autoridad fue identificada en el barrio Granizal donde supuestos delincuentes se han encargado de impartir justicia en la comunidad a cambio de unos pagos.

Al parecer, esta organización delincuencial se encargada de mediar en problemas de convivencia entre vecinos o habitantes del mismo sector, si hay desacuerdos por deudas, riñas, discusiones por límites de linderos entre otros, en el que intimidan a los involucrados para que arreglen la discordia mediante intimidaciones.

Luego cobran una extorsión, como fue confirmado cuando el Gaula de la Policía capturó a dos hombres de 28 y 34 años cuando recibía 300 mil pesos a su víctima.

“Es una situación que se viene reportando en varios sectores de la ciudad, donde eso que llaman los muchachos, los del combo, generan esa esencia suplantando a la autoridad en tareas que debe hacer la Policía Nacional”, explicó el coronel José Miranda, comandante de la Policía Metropolitana encargado.

Los dos capturados ya fueron dejados a disposición de la Fiscalía para que respondan por el delito de extorsión y también por amenazas pues intentaron atacar con un machete a la víctima porque no tenía el dinero completo.